"Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor" (Efesios 5:17 RVR1960).<br><br>Los Cristianos tenemos un deseo inherente por cumplir con la voluntad de aquel que nos compró con su sangre (1 Corintios 6:20), aquel a cual llamamos Señor (Romanos 14:8). No obstante, la tarea de discernir la voluntad de Dios para nuestra vida parece una ...