Cada día que vemos, parece que el mundo alrededor nuestro va mal. Cuando vemos las noticias del día, la violencia va en aumento y siempre tenemos que estar en alerta. Cada viaje que hacemos por avión, la seguridad es más intensa. Pero a pesar de todas estas inseguridades, una cosa sabemos, que en Cristo tenemos plena victoria. Estando en Cristo estamos seguros.<br>